Amanecer en Finlandia desde mi ventana

Los viajes más increibles comienzan siempre con el primer paso.

The Road goes ever on and on
Out from the door where it began.
Now far ahead the Road has gone,
Let others follow it who can!
Let them a journey new begin,
But I at last with weary feet
Will turn towards the lighted inn,
My evening-rest and sleep to meet.
Bilbo Baggings- The Hobbit

Y así este viajero junto con sleepy (el sitio solo se ve con IE), emprendieron otra aventura más. Lejos de casa, lejos de mi familia adorada y siendo la primera ocasión en mi vida en que no paso una navidad con mi mamá y mi hermana, las fiestas decembrinas cobraron una mayor importancia. Gracias al premio que otorgó la universidad pudimos pasar la navidad en Londres!

Todos los viajes comienzan siempre con el primer paso, y en esta ocasión armado con mi confiable mochila, zapatos cómodos, sombrero de viaje y bufanda con estilo palestino salimos de casa para tomar nuestro tren y luego volar a Londres.

El Agoran con outfit de viaje frente a Jyväsjärvi

Salimos el 23 de diciembre en la mañana, el plan tomar un vuelo que nos dejaría a las 11 pm en Stansted, a una hora de Londres. Dormir en el aeropuerto para al día siguiente dirigirnos al hotel que reservamos por Internet. Teníamos nuestras dudas por que el hotel estaba demasiado barato, por lo que pensamos que quizás fuera por que no tuviera ventanas, o a lo mejor por que su mayor logro era tener agua caliente. Las dudas avanzaron más cuando Anu descubrió que el hotel estaba situado frente a un parque en Clapham, y que al parecer tiene fama de ser un punto de reunión para los gays locales; sin embargo, sin mucho presupuesto pues no había nada que hacer y decidimos hacer la reserva. Volaríamos a Londres esa noche preparados para dormir en el aeropuerto.

Continuará…