Como ya es mayor de edad, Danita y mi mama le fueron a sacar su credencial de elector a Dember (mi perro).