Caminábamos Anu y yo de regreso de no se dónde cuando una viejilla (como de 70 años) en bicicleta, con un atuendo rojo brillante, sombrero gigantesco de ala ancha también rojo, como en los sesentas, y lentes oscuros estilo a-go-go pasó a toda velocidad enfrente de nosotros. Antes de desaparecer en su roja y flamante bicicleta, nos gritó con una sonrisa: “Ihana Syksya teille!“. Que significa: “Les deseo tengan un SUPER otoño!”.

Sobre decir que en Finlandia, el concepto: “Tu abuelita en bicicleta”, refiriéndose a que algo es imposible cobra un nuevo significado. Aquí TODAS las abuelitas andan en bicicleta, hasta que deplano si sea imposible, que es algo así como a los 95 años. No pude más que recordar a Ms Dinsmoore en la película Great Expectations pero en bright side.

Alentados por la actitud de la amigable ñora, decidimos Anu y yo ir a recorrer al lago y tomar algunas fotografías del PRECIOSO otoño. Es increible, la ruska, que es un término en finés para referirse en general a los colores del otoño, pocas vistas más bonitas habrá en el mundo. Les dejo algunas imágenes.

Esta es una foto desde mi ventana,
justo en el cambio del verano y el otoño.
Un par de semanas después

El otoño desde mi ventana,
un día de niebla… preciosa Finlandia.

Yo caminando en un sueño… digo en el bosque.

Un bonito tunel, una bonita foto…
No se la roben!
🙂

Encontramos unos hongos que parecen casa de pitufos!
Por cierto, aquí dicen que “todos los
hongos son comestibles…
al menos una sola vez” 😀

Preciosa y mágica Filandia, me dolerá tanto dejarte.