– Tren de Jyväskylä a Turku (Finlandia) ida y vuelta con descuento de estudiante 42 Euros (500 pesos)

– Ferry ida y vuelta a Estocolmo, Suecia 41 Euros (500 pesos más o menos) – Una noche gratis en Estocolmo vía Hospitality club – 4 latas de atún, 3 de Champiñones, 1 kilo de manzanas, Galletas Marías, y un frasco de Miel, (10 euros) – Un par de souvenirs 10 euros más… 4 días de viaje por más o menos mil quinientos (1,500) pesos (más o menos 100 Euros)!!!. Me estoy volviendo profesional en esto de viajar a bajo presupuesto.

El trayecto en Ferry

Viajamos Chiqui (mi compañero de piso), Heidi (su novia, mi amiga hippy austriaca) y Felix, (otro monito de Austria) a Estocolmo para el fin de semana. Salimos el sabado para conocer Turku, una ciudad al Este de Finlandia, y tomar el Ferry en la noche. El ferry es un crucero que conecta ambas ciudades y hace el recorrido en la noche, sales a las 9 pm y llegas a Estocolmo a las 6.30 am. (De izquiera a derecha, Felix, Heidi, Chiqui y Yo)

El trayecto en si mismo es una belleza, está lleno de islas en casi todas las partes del recorido, y hay una vista magnifica desde el barco, aunque el viento en las cubiertas pega horrendo. A bordo del crucero, hay restaurantes, bares, tax free, y muuuuucho alcohol. Nosotros nos la pasamos jugando cartas en uno de los corredores y viendo las islas, ya que para variar los precios son muy altos para comprar lo que sea dentro del barco (excepto por supuesto alcohol en el tax free).

Como viajamos en sabado en la noche, la mayoria de los otros viajeros eran jubilados (los jovenes viajan en viernes por supuesto), así que tampoco habia mucha opción para ir al club nocturno. (A la izquierda, El Agoran en la popa del barco y la bandera de Finlandia)

La vista desde el barco es poco menos que espectacular, y como en estas latitudes las puestas de sol duran hora y media, pues dan unos colores majestuosos. Es una verdadera lástima que las mejores vistas simplemente no salgan en las fotos. Supongo que es una de las ventajas de ver las cosas en vivo y a todo color. (abajo dos fotografías con la vista desde el ferry, en la segunda noten ustedes las líneas diagonales bajo las nubes, eso significa que esas nubes estan lloviendo)


Estocolmo, Suecia:

Estocolmo, una ciudad sencillamente increible. La recomiendo ampliamente, es una de las ciudades más “cool” en las que he estado en mi vida. Roma es probablemente la más imponente, Praga la más mágica, Copenague es bella, París la más apestosa, bueno y bonita también, pero Estocolmo es “Cool”. Es como si toda la ciudad fuera diseñada para maravillar a sus visitantes. La vista del mar báltico le da un aire de grandeza, y la ciudad rematada con sus techos verdes (por el óxido del bronce) hacen ver a la ciudad con una majestuosidad inigualable. La parte vieja de la ciudad es sencillamente única, desde el City Hall, se tiene una vista espléndida a las islas que componen Estocolmo.(Old Town de Estocolmo desde el City Hall)

Por otra parte la gente es cool, en general tienen un estilo de moda muy único, y bueno, sus habitantes miden como medio metro más que en cualquier otro país, pero también son muy agradables (al menos los que nosotros conocimos). En la foto de la derecha pueden ustedes ver a mis amiguitos de viaje, con todo y el equipo de mochileros: Heidi Chiqui y Felix con fondo en Estocolmo.

Pasamos para variar mil aventuras, y visitamos el Museo de Vaasa, que es sencillamente el museo más chingón que haya visto en la historia (y aparte siendo yo fan del tema…). Tiene un galleón Sueco del año 1628, que tenía hundido desde ese año, lo rescataron en los 70’s y lo sacaron a la superficie, y lo tienen en exhibición en un museo construido SOLO para él. 50 piezas de artillería en dos líneas más la cubierta, 14 metros de altura desde la ezlora en el castillo de Popa, 450 tripulantes, 3 mástiles… Una belleza: las fotos no le hacen justicia.