Pues ya regresé de mi viaje por las islas griegas, bueno Creta, Atenas y Roma, solo para descubrir que estamos a -5 grados y con nieve en las calles.

Así que al llegar al aeropuerto, y después a mi casa en mi pueblito, descubro con horror, que tengo que caminar 4 kilometros desde lae stacion de trenes cargando mi mochila,bajo la nieve. Ahora bien, la verdad es que no fue tan grave como se escucha, y llegué bien; era la primera nevada del año; los pasados 2 días ha nevado de manera constante, y ahora todo el escenario es blanco.

Igual como buen necio, decidí seguir usando la bicicleta, para cubrir los 5 kilometros que me separan de mi facultad, en vista de que muchos locales lo siguen haciendo. Muhos amigos finlandeses me advirtieron que era peligroso y que era mejor solo tomar el camion. Pero pagar 2.50 euros por viaje (35 pesos) me parece un robo… así que decidi seguir en la bicicleta…

Conclusión: Como era de esperarse hoy me caí. Nada grave, solo mi orgullo. El problema no es la nieve, sino el hielo, de repente hay una capa de hielo que no se ve y ahi patinan las llantas y pues es imposible… Lo se por que dos finlandeses cayeron en el mismo lugar mientras me recuperaba de la caida.

Ahora bien, aun a -5 grados, supongo que el cuerpo se adapta a las condiciones, por que realmente no siento más frio que antes, con una chamarra y 2 playeras es suficiente, a veces ni guantes hacen falta.

Imagen desde mi ventana hace 2 semanas

Ayer… No es mi carro, pero es buena foto

yo en mi balcón